7 Consejos para controlar el mal aliento

7 enero, 2018 by snowdent
Como-controlar-el-mal-aliento.jpg

La higiene es una de las cosas que nos acompaña sin necesidad de ser vista (aunque puede observarse la falta de la misma), un hábito y en algunas ocasiones, hasta una marca de por vida si cometemos un error. Por esto, debemos ser cuidadosos con cada uno de sus detalles.

Es importante mencionar uno de los tipos de higiene a considerar, la higiene bucal. El color de los dientes, el aspecto, el olor que emana nuestra boca al hablar, el color de nuestra lengua, muchas son las cosas a tomar en cuenta antes de llegar a agrados extremos como espacios vacíos porque se nos cayó algún diente.

En el caso específico del aliento, es determinante ya que no sólo va de la mano con la higiene, sino con el trato diario con las personas, las relaciones cotidianas y hasta tu vida laboral, si al hablar exhalas mal olor, probablemente muchas puertas se cierren sin necesidad. Para evitar esto, Desde Snowdent te traemos este artículo donde te daremos buenos consejos para evitarlo.

Así controlamos el mal aliento

1- Cepillarse después de cada comida es esencial, ya que más allá de un color amarillento (que no siempre es malo) o de una caries y su dolor, la comida que queda atrapada en medio de los dientes comienza a descomponerse y con esto, a causar infecciones y malos olores desde tus propios dientes, por lo que la pasta dental te permite mantener esto al menos controlado.

2- Usar hilo dental después de cada cepillada es importante ya que puedes terminar de sacar los residuos presentes entre tus dientes, a los que el cepillo convencional no llega pero igual debes sacar de allí.

3- El enjuague bucal es sumamente importante en el proceso de limpieza dental, ya que ayuda a despegar los alimentos pegajosos, bacterias escondidas y demás infecciones presentes en la dentadura.

4- La alimentación. El hecho de consumir frituras, grasas, sodas y embutidos, generan grandes daños en tu dentadura y con esto, muchas probabilidades de sufrir de mal aliento, debido a la cantidad de partículas acumuladas en tu dentadura. Por otra parte, los jugos gástricos también se ven alterados y provocan la expulsión de gases con mal olor que de nuevo, se traducen en mal aliento. Por esto es importante que mantengas una alimentación equilibrada que permita que tu estómago y dentadura estén en sincronía con el olor de tu boca al hablar.

5- Evita los vicios como el café y el tabaco, estos generan residuos entre tus dientes y en la placa dental, por lo que será sencillo que los malos olores se apoderen de tu boca. En el caso del cigarro, el propio vicio ya huele mal y al concentrarse en tu boca, junto a todo lo nocivo que expulsas en el proceso, se acumula en tu sistema respiratorio y sale al aire n forma de aliento, por lo que puede resultar desagradable.

6- Caramelos de menta o de miel pueden ser una buena opción para este tipo de casos, ya que ambos permiten refrescar la boca y muchas veces los malos olores vienen de la poca actividad en la boca, ya que no se produce saliva para combatir las bacterias.

7- Cepilla tu lengua, aunque no lo creas, muchas bacterias se quedan en la superficie de este músculo y expiden ciertos olores al quedarse en ella, por lo que al abrir tu boca puedes resultar toda una caja de sorpresas ¡Desagradables!

Es importante que más allá de seguir uno o todos los pasos, estés consciente de que la higiene bucal forma parte de los buenos hábitos de cada ser humano, además de tener presente que con cuidar tu boca evitas no sólo el mal aliento, sino también previenes enfermedades.





DATOS DE CONTACTO

En Snowdent estamos enfocados en cuidar, recuperar, mantener la salud y belleza dental de toda la familia; contactanos:


WHATSAPP

946-560898



ESCRÍBENOS

info@snowdent.pe



SÍGUENOS EN:



Snowdent. Todos los derechos reservados. | Diseño Cursos Marketing Digital Paradero Digital